Con la pintura de pizarra MAGPAINT podrás personalizar la superficie de cualquier utensilio o estancia para darle un aspecto original y diferente. Se trata de una pintura base agua que puede ser aplicada sobre paredes, metal o madera.

Con un rodillo, y sobre una superficie limpia, seca y libre de polvo y grasas, MAGPAINT resulta una pintura muy fácil de aplicar, aunque debemos evitar un exceso de pasadas con el fin de obtener una película lisa y perfecta.

Es imprescindible esperar tres días después de su aplicación para que la pintura de pizarra MAGPAINT esté preparada para su uso, también se aconseja pasar el lateral de una tiza por la superficie, de este modo se creará una capa de polvo que hará que después sea más fácil borrar.

La pintura de pizarra MAGPAINT es idónea para estancias infantiles, son perfectas para crear una atmósfera original y divertida y ayudarán a que los más pequeños den rienda suelta a su creatividad.

En las cocinas se podrán pintar botes para indicar su contenido, personalizar bandejas o tazas y crear superficies donde apuntar la lista de la compra o dejar anotaciones, e incluso decorar electrodomésticos.

Con la pintura MAGPAINT podrás dar a tu oficina un ambiente más cálido y moderno, podrás aplicarlo sobre paredes para desarrollar ideas en reuniones, o aprovechar para decorar el mobiliario, como archivadores, de modo que su contenido sea más fácil de identificar.

También es apta para jardines o terrazas, ya sea en muebles de exterior, macetas, jardineras etc…

La pintura MAGPAINT está disponible en siete colores, lima, rosa, gris, negro, verde, azul, rojo, que podrás combinar a tu gusto para transformar cualquier habitación o elemento decorativo. Se puede escribir sobre ella con todo tipo de tizas de yeso y rotuladores de tiza liquida. La única excepción son las tizas de base aceitosa (ceras), que no se pueden emplear sobre este producto.