Tener paredes con humedad es un problema bastante común, y más aún con la llegada del frío.

Pero para acabar con ella, es tan fácil como utilizar pintura anticondensación.

El moho se produce cuando existe un exceso de vapor de agua en el aire, provocando una saturación en el entorno y, ello, acaba en las paredes en forma de pequeñas gotas.

Aunque muchas personas creen que la humedad sólo tiene que ver con la estética, en realidad el moho es peligroso para los que sufren algún tipo de enfermedad respiratoria.

Por este motivo, la pintura anticondensación es una gran opción para  utilizar en cualquier espacio, ya que previene y evita la formación de manchas de humedad.

Es la solución a un problema que puede derivar en algo mayor en una casa, edificio, etc. La pintura antimoho mejora el aislamiento de techos y paredes, debido a que tiene grandes ventajas.

Una de las más importantes, es que frena la aparición de humedad por condensación. Además de ser resistente al agua y transpirable. Y, como no, tiene muy fácil aplicación, perfecto para utilizarla donde se requiera.

Otra ventaja muy importante es que tiene una cubrición total y un alto nivel de adherencia. También es muy fácil de limpiar.

Particularidades que, sin duda, hacen que la pintura anticondensación sea una solución ideal para acabar con el moho.

También cuenta con una fácil aplicación, al igual que cualquier otra pintura. Sólo es necesario remover bien el contenido, dar una mano de pintura, dejar secar entre 4 y 6 horas y dar una segunda pasada, para que el acabado sea perfecto.

Encuentre pintura anticondensación en Pinturas Palacios



Si quiere encontrar este tipo de pintura específica contra la humedad y tener los mejores resultados, contacte con Pinturas Palacios.

Tenemos productos para todo tipo de necesidades y ofrecemos un asesoramiento y atención a medida.