Masillas y Sellantes

Masillas y Sellantes

MASILLAS

Antes de aplicar una pintura conviene preparar la superficie, lo que implica reparar las grietas, fisuras e imperfecciones que podamos encontrar en el soporte. Para ello debemos tener en cuenta el material sobre el que vamos a trabajar, (madera, hormigón, ladrillo), si será en interior o exterior y el grado de acabado requerido.

Según e...

MASILLAS

Antes de aplicar una pintura conviene preparar la superficie, lo que implica reparar las grietas, fisuras e imperfecciones que podamos encontrar en el soporte. Para ello debemos tener en cuenta el material sobre el que vamos a trabajar, (madera, hormigón, ladrillo), si será en interior o exterior y el grado de acabado requerido.

Según el grado de acabado usaremos un producto más fino o más basto. Una masilla con mucha capacidad de relleno nos servirá para tapar grandes grietas o agujeros, para cubrir gotelé o las imperfecciones que quedan después de arrancar el papel de la pared necesitaremos un material con la suficiente consistencia, mientras que para reparar pequeñas imperfecciones buscaremos un acabado más fino.

Por otro lado, si no dispones de mucho tiempo o no eres un profesional, lo más aconsejable será que uses masilla al “uso”, lista para ser usada de forma inmediata, pero si vas a cubrir grandes extensiones tal vez sería más conveniente que usaras plaste, que es el producto en polvo que  vienen en polvo previamente a ser aplicado debe ser mezclado con agua.

Menos
Más

Masillas y Sellantes

Información